Ciudad Juárez, Chihuahua

Crímen de Estado en Ayotzinapa: Funcionarios Responsables de la "Verdad Histórica"

Tue 03 Oct 2023 04:31:55
Shares 4

Ciudad de México - 29 de septiembre de 2023

La Presidencia de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa (CoVAJ) ha evidenciado que la llamada "verdad histórica" fue una elaboración creada desde el gobierno federal para encubrir los eventos y legitimar la versión oficial de la supuesta incineración de los 43 estudiantes en el basurero de Cocula, dando así fin al caso. La complicidad de funcionarios de todos los niveles gubernamentales y los esfuerzos coordinados para ocultar la verdad constituyen un crimen de Estado.

Destacamos la implicación de la junta de autoridades, encabezada por el entonces presidente de la República, junto con funcionarios de alto rango, que fueron responsables directos de la construcción de la llamada "verdad histórica". Esta operación de alto nivel representa una segunda desaparición de los estudiantes debido a:

  1. La negligencia de las autoridades que, en todo momento, estaban informadas y permitieron la violencia y la desaparición de los estudiantes.
  2. La colaboración con el grupo delictivo en la desaparición de los normalistas.
  3. La manipulación y ocultamiento de evidencias y pruebas.
  4. La creación de escenarios del crimen.
  5. La obtención de declaraciones bajo tortura.
  6. La protección de los servidores públicos involucrados en los hechos.
  7. La mentira a los familiares de las víctimas y a la sociedad en general.

En la presentación del Segundo Informe de la Presidencia de la CoVAJ, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez, resaltó las discrepancias entre la "verdad histórica" y la investigación de la comisión. Se destacaron tres puntos clave:

  1. La "verdad histórica" afirmaba que los estudiantes planeaban boicotear el informe de labores de María de Los Ángeles Pineda Villa, entonces presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) municipal, y esposa de José Luis Abarca Velázquez. La investigación de la CoVAJ, en cambio, indicó que los estudiantes planeaban tomar autobuses para dirigirse a la Ciudad de México y participar en la marcha conmemorativa del 2 de octubre.
  2. Según la "verdad histórica", miembros de la organización delictiva Guerreros Unidos habrían incinerado a los estudiantes en el basurero de Cocula, alegando que eran integrantes de un grupo rival llamado Los Rojos. La CoVAJ demostró que, considerando las condiciones climáticas y la vegetación, esto no podría haber ocurrido. Los estudiantes nunca estuvieron juntos después de salir de la terminal de autobuses; se dividieron en al menos tres grupos y fueron llevados a diferentes destinos.
  3. La "verdad histórica" intentaba responsabilizar únicamente a las autoridades locales relacionadas con el grupo delictivo. Por el contrario, el informe de la CoVAJ detalló que el día de los hechos, autoridades civiles, grupos de seguridad municipal, autoridades federales, estatales y elementos del 27 y 41 Batallones de Infantería colaboraron con los grupos criminales de la región.

La "verdad histórica" fue acompañada de acciones institucionales y estrategias de comunicación con el propósito de cerrar las investigaciones y poner fin al caso. Intentó presentar condenas solo por secuestro agravado y homicidio calificado, evitando abordar la perspectiva de desaparición forzada. Se esforzó por crear una versión de los eventos, enfocándose únicamente en la violencia ejercida por los grupos criminales de la región y la cooptación de autoridades locales y grupos de seguridad municipal. No reconoció la participación de las Fuerzas Armadas ni de las autoridades federales, responsabilizando exclusivamente a las autoridades locales.

Se mantienen las contradicciones, las fallas argumentativas y los vacíos narrativos que demuestran abuso de poder y obstaculizaron los procesos de búsqueda e investigación. Las autoridades federales, estatales y municipales siempre estuvieron al tanto de la movilización de los estudiantes, desde su salida de la Escuela Normal Isidro Burgos hasta su desaparición. Sus acciones y omisiones permitieron la desaparición y ejecución de los estudiantes, así como el asesinato de otras seis personas.

El grupo delictivo operó con un gran número de personas bajo un mando central y al menos tres células de halcones y sicarios, con la colaboración de diversas policías municipales y agentes del Estado. La Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa ha obtenido avances significativos y ha superado las expectativas de comisiones de la verdad en otros países.

Es esencial destacar que la CoVAJ no ha empleado tortura, fabricación de pruebas ni alteración de escenas del crimen y ha actuado con integridad. El Gobierno de México reconoce públicamente la responsabilidad del Estado en la desaparición de los 43 estudiantes y señala a las personas presuntamente involucradas en los hechos, así como en la creación de la "verdad histórica". Los padres y madres de los jóvenes desaparecidos han desempeñado un papel fundamental en esta comisión, luchando por la verdad y la justicia.

El subsecretario Alejandro Encinas Rodríguez subrayó que se está trabajando con pleno respeto hacia las madres y padres de